¿Dónde están las mujeres?

¿Queremos realmente innovar?
marzo 16, 2017
La batidora
“La Batidora II” ¿Cómo comunicamos nuestros proyectos?
abril 7, 2017

Todo empezó hace dos años, poco después de nacer Funts Project

El espíritu Think Tank llenaba nuestro sueño y acompañar y recoger las experiencias de cambio organizacional nos hacía vibrar. El elemento tractor del proyecto Funts era claro, si nosotros apostábamos por el cambio debíamos ofrecer una mirada diferente y buscar y mostrar nuestra esencia. Cámara en mano nos acercábamos a los lugares donde se reflexionaba sobre los nuevos modelos de organizaciones que se deseaban crear, los ingredientes de esos procesos de transformación, las teorías inspiradoras en uno u otro sentido; y todo para recuperar el sentido. Escuchábamos, grabábamos, mostrábamos; reflexionábamos, contrastábamos, escribíamos. Y un día también nos preguntamos ¿dónde están las mujeres? ¿por qué no salen a hablar? ¿por qué las referencias de los vídeos, las voces expertas son mayoritariamente masculinas? ¿Qué podemos hacer nosotras para que esto no siga así? 

La respuesta llegó clara: debíamos recoger la voz y la imagen de la mujer. Pero ¿dónde estaban las mujeres en esos nuevos paradigmas organizacionales? ¿dónde están sus voces, reflexiones, miradas? podemos seguir preguntándonos. Esa búsqueda no fue sencilla porque a los foros a los que acudíamos, la presencia femenina era una excepción. 

Antes de seguir haré un inciso que es, precisamente, la clave de todo este post y lo que en él se promueve: confieso que ser consciente de este hecho no fue un proceso lineal y evidente. Esta idea ya la recogía en un viejo post que ahora rescato. 

Saber que la mujer no es voz protagonista en muchos ámbitos es evidente. Pero cuando pensábamos en crear nuestros contenidos audiovisuales, en un principio primábamos el qué contar más que el quién lo cuenta y a quién mostramos. No nos planteábamos el profundo mensaje que se envía a la sociedad al no mostrar ni dar voz a una significativa parte de la población que también vive en las organizaciones, las lidera y promueve nuevas maneras de hacer en ellas. Creo que este detalle es lo que en su momento más me preocupó: 

«No me cuestiono el hecho de que en los vídeos que veo y en las lecturas que hago sobre desarrollo organizacional el protagonista sea un hombre. Y si no me cuestiono esto entonces ¿qué es lo que vamos a mostrar a través de nuestro proyecto? ¿más de lo mismo?»

Es difícil tomar conciencia de las cosas, doloroso a veces. Eso sí, una vez que te pones las gafas moradas, como dicen Doce Miradas, la realidad empieza a cambiar. Y esto es lo que nos pasó también en Funts Project. Como os contaba, de esto hace ya dos años. 

Como ya sabéis, todos los años escogemos un tema que guía nuestras reflexiones e inspira nuestros trabajos. El de este año es precisamente ese que narraba entre líneas: el enfoque pro equidad en el proceso de cambio organizacional. Que las organizaciones cambian es un hecho, que existen modelos que nos inspiran, también. Pero ya que estamos de cambio ¿por qué no revisamos nuestras creencias profundas con respecto al problema de las desigualdades de género que se mantienen en las empresas?

Inconscientemente reproducimos patrones heredados, las estructuras, políticas, procedimientos se diseñan para asegurarlos, mantenerlos, fijarlos, porque si ya están fijados son incuestionables; y lo hacen, en muchas ocasiones, de manera inconsciente, como decía. Hace poco asistíamos a una jornada sobre los nuevos espacios de trabajo y las nuevas maneras de trabajar. Si, se repetía la historia. Hablando desde el escenario casi todo hombres (hubo una única mujer).  No se sacó en ningún momento el debate de la mujer en el cambio, de la mujer como cambio, de la oportunidad de repensar algunas prácticas que son garantes del status quo. Aquí no pretendo trasladar reproche sino preocupación (aunque el reproche ya los hicimos in situ)

Estamos tan preocupadas las personas y las empresas por sobrevivir en tiempos líquidos que estamos dejando de lado debates clave que, precisamente, nos pueden ayudar a desarrollar nuevas maneras de hacerlo.

Así que, ya sabéis, este es el año, el año de la reflexión, de la visibilización, del cuestionamiento del cambio. Queremos liderar el proceso de visibilización de la mujer en la organización, enfocar la realidad de las mujeres profesionales para que la cuestión de la invisibilización se convierta en esencial y no anecdótica en la sociedad y en las organizaciones. Queremos poner el debate encima de la mesa para que los modelos de nuevas empresas que inspiran y guían el cambio de otras muchas incluyan esa mirada morada transversal en sus procesos. 

¿Te sumas?

funtsproject
funtsproject
Promovemos el cambio en las personas y en las organizaciones

1 Comment

  1. […]  es TEDx Ambassador, y fundadora e impulsora de TEDx Valladolid. Como ya dijimos en el post “¿Dónde están las mujeres?” queremos iniciar con esta entrevista a Belén, una línea de vídeos donde conversar con […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *